PULIDO DE VEHÍCULOS

27.08.2018

PULIDO DE VEHÍCULOS

Llega un momento tarde o temprano, en que debemos pulir la pintura de nuestro vehículo, hay poca información al respecto sobre el momento en el que nuestro preciado automóvil necesita un verdadero pulido profesional.

Se cree que la pulida puede afectar seriamente la pintura, esta creencia está basada en malas experiencias de pulido o en pulidos no profesionales.

Un buen pulido tiene la virtud de no solo eliminar defectos visibles sino también prevenir futuros defectos en la pintura, el pulido puede mantener sus características por un periodo entre 1 a 3 años según el uso y cuidados del automóvil.

¿CÓMO SABEMOS QUE YA ES TIEMPO DE UN PULIDO?

Este puede ser un tema algo subjetivo pues depende finalmente del usuario el determinar en qué momento la estética de su automóvil está lo suficientemente comprometida como para requerir de un pulido.

La misma naturaleza del trabajo requiere que sea hecho por expertos, en Rojassa estamos ampliamente familiarizados con el proceso de pulido, para lo que empleamos técnicas, equipo y materiales de última generación -por ejemplo, utilizamos Pulida Perfecta 3000 de 3M- , que en manos de nuestros profesionales logran resultados magníficos.

Un auto da indicios de necesitar un pulido profesional cuando por tiempo de uso la pintura se ha deteriorado por factores ambientales como la luz solar o vientos con partículas abrasivas, el deterioro por factores ambientales tiene algunos signos característicos como el color amarillento de la pintura.

En algunas ocasiones la pintura ha quedado deteriorada por salpicadura de otra pintura, en tal eventualidad en Rojassa procedemos con el brisado, el cual desprende la pintura ajena a la carrocería independientemente de su naturaleza.

Los rayones poco profundos -también llamados "Swirls"- poco a poco deterioran la estética de nuestro vehículo, estos se generan principalmente por mala técnica de lavado o uso de paños inadecuados, su característica es que se ven en forma circular concéntrica bajo el reflejo del sol.

Cuando los rayones son más profundos, estos probablemente se han generado por agentes físicos más violentos, por ejemplo ramas, exposición constante a arena y viento, por mascotas, por aves y por vandalismo.

Otro signo de que nuestro automóvil necesita un pulido es la presencia de marcas circulares, las llamadas "gotas secas" que se producen cuando el agua utilizada en el lavado deja gotas que secan paulatinamente, el defecto que dejan sobre la pintura se debe a algunos componentes químicos del agua.